Logo

La Cuarta Bestia, Daniel 7

El capítulo 7 del libro de Daniel describe cuatro imperios mundiales que, de manera sucesiva, dominarían a la humanidad hasta que viniera el tiempo del retorno del Señor Jesucristo. Este fue un sueño o visión que Dios le dio al profeta Daniel y le mostró estos imperios, describiéndolos como bestias.

Continuar leyendo

| Imprimir | Correo electrónico

Rencor

Hoy en día vivimos con la preocupación, la incertidumbre de ser contagiados por el virus (Covid-19) que ha asolado a la humanidad entera ya por más de un año, pandemia por la que toda la sociedad sin importar raza, credo, posición económica, género, etc., viven y tratan de protegerse al máximo para no ser contagiados y padecer dolor, malestar, desesperación e incluso llegar a perder la vida.

Continuar leyendo

| Imprimir | Correo electrónico

Balance o Equilibrio Espiritual

El Señor Tiene una Balanza Donde Pesa el Espíritu de los Hombres

Proverbios 16:11-12 "Peso y balanzas justas son de Jehová: Obra suya son todas las pesas de la bolsa".

El Señor es quien pesa nuestro espíritu, lo pone en balanza, y sabe si estamos en un equilibrio espiritual, o si la balanza del Señor se inclina en nuestra contra y somos hallados faltos como el rey Belsasar. (Daniel 5:27).

Continuar leyendo

| Imprimir | Correo electrónico

Recordando al Apóstol Pedro

Simón Pedro, el apóstol, fue uno de los personajes más sobresalientes en los inicios del evangelio y uno de los discípulos más cercanos al Señor Jesucristo. Rudo de personalidad, tal vez por su oficio de pescador, pero lleno de muchas cualidades: impulsivo pero noble a la vez, entendido, humilde y obediente; Era un hombre muy observador, lo cual le ayudó a percibir la grandeza y majestad del Señor Jesucristo, y poder identificarlo como el Hijo de Dios con la ayuda del Padre Celestial. (Mateo 16:16).

Continuar leyendo

| Imprimir | Correo electrónico

La Parábola del Hijo Pródigo

¿A los que se alejan de la Casa de Dios?
Esta parábola del Señor Jesucristo se explica por sí misma, y es una gran lección y reflexión para la iglesia en nuestro tiempo. Tenemos que apreciar la herencia que Dios nos ha dado, Su Sacrificio, Su Espíritu, Sus promesas. No debemos desperdiciarla y malgastarla como lo hizo el hijo perdido o pródigo de esta parábola. Él hizo mal, pero al hallarse en medio de las miserias del mundo volvió en sí, y reconoció su pecado y se arrepintió de lo que había hecho.

Continuar leyendo

| Imprimir | Correo electrónico

Más artículos...

Bookmakers bonuses with gbetting.co.uk click here

Iglesia de Dios, Apostólica del 7° Día A.R.
Copyright © 2014 IDA