logo

¿Qué Pasa Si Alguien Muere Sin Ser Bautizado?

Por: Adán Murillo

Cuando el hombre muere, su espíritu regresa a Dios que lo dio: "Y el polvo se torne á la tierra, como era, y el espíritu se vuelva á Dios que lo dio". (Eclesiastés 12:7); y su cuerpo va al polvo de donde fue tomado: "Saldrá su espíritu, tornaráse en su tierra: en aquel día perecerán sus pensamientos". (Salmos 146:4). Una vez que esto es cumplido, la memoria y obras de cada persona son guardadas para el juicio final donde serán juzgados según los libros que han de abrirse hasta ese día y según sus obras. "Un río de fuego procedía y salía de delante de él: millares de millares le servían, y millones de millones asistían delante de él: el Juez se sentó, y los libros se abrieron". (Daniel 7:10).

Lo anterior es aplicable para todos aquellos que no han recibido el Espíritu Santo, ya que éste es quien hace la diferencia, evitando que se llegue al juicio final. El hombre que posea el Espíritu Santo será escrito en el libro de la vida. "Y vi los muertos, grandes y pequeños, que estaban delante de Dios; y los libros fueron abiertos: y otro libro fué abierto, el cual es de la vida: y fueron juzgados los muertos por las cosas que estaban escritas en los libros, según sus obras". (Apocalipsis 20:12). Escapando de ser lanzado al lago de fuego y azufre, que es la muerte segunda y definitiva. "Y el infierno y la muerte fueron lanzados en el lago de fuego. Esta es la muerte segunda". (Apocalipsis 20:14).

Cuando alguien se convierte a Dios, por medio de escuchar la verdadera doctrina, se arrepiente de sus malas obras y sus frutos, entonces puede ser bautizado para perdón de los pecados y recibir el Espíritu Santo. "Y Pedro les dice: Arrepentíos, y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo". (Hechos 2:38). Éste se recibe a través de la imposición de las manos. De esta manera Dios morará en él, dándole los frutos del espíritu y derramando bendiciones en su vida. "Mas el fruto del Espíritu es: caridad, gozo, paz, tolerancia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre, templanza: contra tales cosas no hay ley". (Gálatas 5:22-23).

Lo más importante de ser bautizado es que, cuando el Señor Jesús regrese a la tierra, todos aquellos que hayan sido bautizados serán resucitados para estar con el Señor por siempre. "Por lo cual, os decimos esto en palabra del Señor: que nosotros que vivimos, que habremos quedado hasta la venida del Señor, no seremos delanteros á los que durmieron. Porque el mismo Señor con aclamación, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero: Luego nosotros, los que vivimos, los que quedamos, juntamente con ellos seremos arrebatados en las nubes á recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor. Por tanto, consolaos los unos á los otros en estas palabras". (I Tesalonicenses 4:15-18). "Mas cada uno en su orden: Cristo las primicias; luego los que son de Cristo, en su venida. Luego el fin; cuando entregará el reino á Dios y al Padre, cuando habrá quitado todo imperio, y toda potencia y potestad". (I Corintios 15:23-24). Todos los que sabemos esto, tenemos la esperanza de que así será. "Si fuéremos infieles, él permanece fiel: no se puede negar á sí mismo". (II Timoteo 2:13).

Si alguien muere sin ser bautizado corre el riesgo de ir al juicio final, de perderse la entrada al reino con Cristo por 1000 años, a menos que reciba el espíritu Santo directamente de Dios de otra forma no especificada en las escrituras.

Todos aquellos que desde su nacimientos han pertenecido a la iglesia de Dios, quizás no deban arrepentirse de sus obras si han permanecido fieles, pero deben bautizarse en el momento que se sientan preparados, como un nacimiento nuevo antes de morir, para recibir con certeza el Espíritu Santo.

| Imprimir | Correo electrónico

Bookmakers bonuses with gbetting.co.uk click here

Abre tu corazón a Dios...

Acepta sus mandamientos y su AMOR.

Iglesia de Dios, Apostólica del 7° Día A.R.
Copyright © 2014 IDA