logo

El Monte Sion

Por: Adán Murillo

Mucho se escucha sobre el monte de Sion, saber su ubicación exacta, su historia y significado, es de utilidad para tener plena certeza de lo que representa este singular monte para el futuro.

Veamos su historia. La primera mención de este monte la encontramos en  II Samuel 5:7: "Pero David tomó la fortaleza de Sion, la cual es la ciudad de David". Esta "fortaleza" pertenecía a los Jebuseos, ellos eran una tribu Cananea que habitaba en la región de Jerusalén y son los fundadores de ésta. Al principio le llamaban Jebus, luego le pusieron Ur-Salem, pero esta ciudad no les pertenecía, ya que en tiempos de Abraham era ocupada por Melquisedec y se llamaba Salem. David compró parte de esa región (Jebus-Salem) a Ornan el Jebuseo, pagando 600 ciclos de oro, un alto precio pero justo, pues era para dedicar un altar a Dios después que David fue perdonado por censar al pueblo, considerando su fuerza en el número de hombres de guerra del pueblo y no en Dios. Fue también en esta región donde Abraham iba a sacrificarle a Isaac, dedicándolo a Dios. También ahí es donde se construyó el templo de Salomón y es también cerca de donde el Señor fue crucificado, dándonos la oportunidad de tener esperanza en el Reino venidero.

El monte Sion es una colina que estaba amurallada por los jebuseos rodeada de valles, es por eso que los Jebuseos estaban confiados en defenderla, diciendo a David: "Tú no entrarás acá, pues aún los ciegos y los cojos té echarán (Queriendo decir. David no puede entrar acá)". (II Samuel 5:6 up). Pero fue conquistada: "Y David moró en la fortaleza, y le puso por nombre la Ciudad de David y edificó alrededor desde Milo hacia adentro". (II Samuel 5:9). Poco a poco se fue incrementando su muralla hasta ocupar toda la ciudad de Jerusalén, fue así que al referirse al monte de Sion se entendía que se hablaba de la región donde estaba el templo, después a toda la ciudad; es decir, el pueblo de Israel ha cambiado su localización al sitio que se ha considerado más apropiado en cada época y aún así sucederá en el futuro. "Y vendrán a ti humillados los hijos de los que te afligieron, y a las pisadas de tus pies se encorvarán todos los que te escarnecían, y te llamaran Ciudad de Jehová, Sion del Santo de Israel”. (Isaías 60:14).

Este sitio, como toda la ciudad, fue destruido por Nabucodonosor II en el año 586 a. C. Posteriormente hubo un largo periodo de reconstrucción que fue detenido en el año 70, en la asedio romano a esta ciudad. Ya a finales del periodo romano, se construyó una sinagoga llamada la Tumba de David. En el año 1948, fue la única parte de la ciudad vieja de Jerusalén que estuvo en manos de los Judío y que servía de refugio a los soldados, sólo se tenía acceso a él por medio de un túnel a través del valle de Hinom, el cual era muy difícil de transitar, así que se transportaban suministros por medio de un teleférico que se usaba de noche, posteriormente quedó como tierra de nadie entre Israel y Jordania. Finalmente la conquistaron en la guerra de seis días, los Judíos iban allí para rezar. Ya en 1964, el camino se pavimento por la visita que realizó el papa Pablo VI.

A este monte se hace referencia para el futuro como la gran capital del pueblo de Israel durante el Reino, pero para nosotros el lugar del monte de Sion será la Nueva Jerusalén. "Sino que os habéis acercado al monte de Sion, a la ciudad del Dios vivo, Jerusalén la celestial, a la compañía de muchos millares de ángeles, a la congragación de los primogénitos que están inscritos en los cielos, a Dios el juez de todos a los espíritus de los justos hechos perfectos". (Hebreos 12:22-23).

Por lo tanto, en el futuro el monte Sion para el pueblo de Israel será la ciudad de Jerusalén, que será la principal cuidad terrenal, pero para la Iglesia de Dios será la Nueva Jerusalén, nuestra morada celestial la cual el Señor Jesús fue a preparar. (Juan 14:2-3).

| Imprimir | Correo electrónico

Bookmakers bonuses with gbetting.co.uk click here

Abre tu corazón a Dios...

Acepta sus mandamientos y su AMOR.

Iglesia de Dios, Apostólica del 7° Día A.R.
Copyright © 2014 IDA