logo

Santos

Por: Roberto Celaya

Paco y Pancho son dos amigos. Viven cerca uno del otro y van a la misma escuela. Paco pertenece a la iglesia de Dios y aunque Pancho no profesa su fe ambos, Paco y Pancho, se respetan lo que enriquece su relación.

-Paco, oye, ¿te acuerdas cuando hablábamos de ciertas tendencias sociales y te dije que aunque yo no estaba de acuerdo no juzgaba pues no soy un santo?
-Sí, Pancho, sí, me acuerdo.
-Tú me contestaste que tú sí eras un santo y ya nos pusimos a hablar de otras cosas y se me pasó eso, pero te pregunto ¿por qué dijiste que tú sí eras un santo? ¿Qué acaso ya nunca te equivocas, ni pecas, ni nada de eso o qué?

-Sí, Pancho, mira. La palabra santo generalmente se usa para referirse a la persona que carece de toda culpa y que está llena de bondad, pero si vamos a la acepción bíblica vemos que "santo" viene del hebreo "qadoš", que significa "elegido por Dios" o "bien diferenciado", "distinguido", "apartado". Así que "santo", según la Biblia, es alguien apartado por Dios para hacer Su voluntad.
-¿Y no es lo mismo, Paco?
-No, Pancho. Mira, en Isaías 13:3 Dios dice: "Yo mandé a mis consagrados, asimismo llamé a mis valientes para mi ira, a los que se alegran con mi gloria". Aquí la palabra para consagrados es "qadoš", "santos", y se está hablando de los Medos y los Persas, naciones paganas que conquistarían Babilonia, tal cual pasó. En Éxodo 40:9 y 10 dice "Y tomarás el aceite de la unción y ungirás el tabernáculo, y todo lo que está en él; y lo santificarás con todos sus utensilios, y será santo. Ungirás también el altar del holocausto y todos sus utensilios; y santificarás el altar, y será un altar santísimo". Así tenemos que gente no necesariamente fiel puede ser apartada, usada para un fin específico, definido, igual que las cosas que se apartan para el servicio del Dios.
-¿Entonces, Paco?
-Hay un tercer grupo de santos, que son aquellas personas que Dios llama para ser parte de Su pueblo, de Su familia. Ahí entramos nosotros.
-Ese es el que me interesa, ¿cómo es o cómo debería ser, en esta línea un santo?
- Santiago, en su carta, nos dice que: "La religión pura y sin mácula delante de Dios el Padre es esta: Visitar a los huérfanos y a las viudas en sus tribulaciones, y guardarse sin mancha del mundo". (Santiago 1:27); En la segunda carta de Pablo a los Corintios, Pablo impele a "salid de en medio de ellos [el mundo del pecado], y apartaos, dice el Señor, y no toquéis lo inmundo; y yo os recibiré, y seré para vosotros por Padre, y vosotros me seréis hijos e hijas, dice el Señor Todopoderoso" (2 Corintios 6:17-18); en su segunda carta, Pedro nos aconseja a "estando en espera de estas cosas, procurad con diligencia ser hallados por él sin mancha e irreprensibles, en paz". (2 Pedro 3:14); y Pablo escribiendo a Timoteo, nos dice: "que los hombres oren en todo lugar, levantando manos santas, sin ira ni contienda. Asimismo que las mujeres se atavíen de ropa decorosa, con pudor y modestia; no con peinado ostentoso, ni oro, ni perlas, ni vestidos costosos,  sino con buenas obras, como corresponde a mujeres que profesan piedad". (1 Timoteo 2:8-10).
-Ya veo, Paco.
-Estamos llamados, Pancho, nada más ni nada menos que a reflejar el carácter Perfecto y Santo de nuestro Padre Dios. Jesús, en Mateo 5:48,  dirigiéndose a todos los que lo oían les dijo: "Sed, pues, vosotros perfectos, como vuestro Padre que está en los cielos es perfecto". Sobre esto, Pablo escribiendo a los Romanos, en Romanos 12:1,  les dijo "Así que, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios, que presentéis vuestros cuerpos en sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, que es vuestro culto racional. No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta".
-¿Esto es posible, Paco?
-Como dijo Jesús en Lucas 18:27 "Lo que es imposible para los hombres, es posible para Dios". Así que hay que tener fe en Dios, quien, como dice Filipenses 1:6, "estando convencido precisamente de esto: que el que comenzó en vosotros la buena obra [Dios], la perfeccionará hasta el día de Cristo Jesús".
-Me queda claro, Paco, y sí, es mi deseo de ser también santo como mi Padre lo es.
-Así sea, amigo, así sea con la Gracia de Dios y para SU mayor Gloria.

| Imprimir | Correo electrónico

Bookmakers bonuses with gbetting.co.uk click here

Abre tu corazón a Dios...

Acepta sus mandamientos y su AMOR.

Iglesia de Dios, Apostólica del 7° Día A.R.
Copyright © 2014 IDA