Demo

Lección para el Sábado 18 de Diciembre del 2021 (Citas)

Quebrar

Lectura Bíblica: Éxodo 34:10-17

X

Éxodo 34:10-17

10Y él dijo: He aquí, yo hago concierto delante de todo tu pueblo: haré maravillas que no han sido hechas en toda la tierra, ni en nación alguna; y verá todo el pueblo en medio del cual estás tú, la obra de Jehová; porque ha de ser cosa terrible la que yo haré contigo.
11Guarda lo que yo te mando hoy; he aquí que yo echo de delante de tu presencia al Amorrheo, y al Cananeo, y al Hetheo, y al Pherezeo, y al Heveo, y al Jebuseo.
12Guárdate que no hagas alianza con los moradores de la tierra donde has de entrar, porque no sean por tropezadero en medio de ti:
13Mas derribaréis sus altares, y quebraréis sus estatuas, y talaréis sus bosques:
14Porque no te has de inclinar a dios ajeno; que Jehová, cuyo nombre es Celoso, Dios celoso es.
15Por tanto no harás alianza con los moradores de aquella tierra; porque fornicarán en pos de sus dioses, y sacrificarán a sus dioses, y te llamarán, y comerás de sus sacrificios;
16O tomando de sus hijas para tus hijos, y fornicando sus hijas en pos de sus dioses, harán también fornicar a tus hijos en pos de los dioses de ellas.
17No harás dioses de fundición para ti.

Texto Aureo: Éxodo 23:24

X

Éxodo 23:24

24No te inclinarás a sus dioses, ni los servirás, ni harás como ellos hacen; antes los destruirás del todo, y quebrantarás enteramente sus estatuas.

1. Si la plaga de la lepra regresaba de nuevo a una casa, ¿qué se debía hacer? Levítico 14:43-45

X

1. Si la plaga de la lepra regresaba de nuevo a una casa, ¿qué se debía hacer? Levítico 14:43-45

43Y si la plaga volviere a reverdecer en aquella casa, después que hizo arrancar las piedras, y descostrar la casa, y después que fue encostrada,
44Entonces el sacerdote entrará y mirará; y si pareciere haberse extendido la plaga en la casa, lepra roedora está en la casa: inmunda es.
45Derribará, por tanto, la tal casa, sus piedras, y sus maderos, y toda la mezcla de la casa; y lo sacará fuera de la ciudad a lugar inmundo.

2. ¿Cómo iban a tratar los Israelitas a los pueblos que Dios entregara en sus manos? Deuteronomio 7:1-5, Deuteronomio 12:1-3

X

2. ¿Cómo iban a tratar los Israelitas a los pueblos que Dios entregara en sus manos? Deuteronomio 7:1-5

1Cuando Jehová tu Dios te hubiere introducido en la tierra en la cual tú has de entrar para poseerla, y hubiere echado de delante de ti muchas gentes, al Hetheo, al Gergeseo, y al Amorrheo, y al Cananeo, y al Pherezeo, y al Heveo, y al Jebuseo, siete naciones mayores y más fuertes que tú;
2Y Jehová tu Dios las hubiere entregado delante de ti, y las hirieres, del todo las destruirás: no harás con ellos alianza, ni las tomarás a merced.
3Y no emparentarás con ellos: no darás tu hija a su hijo, ni tomarás a su hija para tu hijo.
4Porque desviará a tu hijo de en pos de mí, y servirán a dioses ajenos; y el furor de Jehová se encenderá sobre vosotros, y te destruirá presto.
5Mas así habéis de hacer con ellos: sus altares destruiréis, y quebraréis sus estatuas, y cortaréis sus bosques, y quemaréis sus esculturas en el fuego.

X

2. ¿Cómo iban a tratar los Israelitas a los pueblos que Dios entregara en sus manos? Deuteronomio 12:1-3

1Estos son los estatutos y derechos que cuidaréis de poner por obra, en la tierra que Jehová el Dios de tus padres te ha dado para que la poseas, todos los días que vosotros viviereis sobre la tierra.
2Destruiréis enteramente todos los lugares donde las gentes que vosotros heredareis sirvieron a sus dioses, sobre los montes altos, y sobre los collados, y debajo de todo árbol espeso:
3Y derribaréis sus altares, y quebraréis sus imágenes, y sus bosques consumiréis con fuego: y destruiréis las esculturas de sus dioses, y extirparéis el nombre de ellas de aquel lugar.

3. ¿Prometió Gedeón derribar la torre en Penuel? Jueces 8:4-9

X

3. ¿Prometió Gedeón derribar la torre en Penuel? Jueces 8:4-9

4Y vino Gedeón al Jordán para pasar, él y los trescientos hombres que traía consigo, cansados del alcance.
5Y dijo a los de Succoth: Yo os ruego que deis a la gente que me sigue algunos bocados de pan; porque están cansados, y yo persigo a Zeba y a Zalmunna, reyes de Madián.
6Y los principales de Succoth respondieron: ¿Está ya la mano de Zeba y Zalmunna en tu mano, para que hayamos nosotros de dar pan a tu ejército?
7Y Gedeón dijo: Pues cuando Jehová hubiere entregado en mi mano a Zeba y a Zalmunna, yo trillaré vuestra carne con espinas y abrojos del desierto.
8Y de allí subió a Penuel, y habloles las mismas palabras. Y los de Penuel le respondieron como habían respondido los de Succoth.
9Y él habló también a los de Penuel, diciendo: Cuando yo tornare en paz, derribaré esta torre.

4. ¿Cumplió su promesa? Jueces 8:15-17

X

4. ¿Cumplió su promesa? Jueces 8:15-17

15Y entrando a los de Succoth, dijo: He aquí a Zeba y a Zalmunna, sobre los cuales me zaheristeis, diciendo: ¿Está ya la mano de Zeba y de Zalmunna en tu mano, para que demos nosotros pan a tus hombres cansados?
16Y tomó a los ancianos de la ciudad, y espinas y abrojos del desierto, y castigó con ellos a los de Succoth.
17Asimismo derribó la torre de Penuel, y mató a los de la ciudad.

5. ¿Hay un tiempo para destruir? Ecclesiastés 3:1-3

X

5. ¿Hay un tiempo para destruir? Ecclesiastés 3:1-3

1Para todas las cosas hay sazón, y todo lo que se quiere debajo del cielo, tiene su tiempo:
2Tiempo de nacer, y tiempo de morir; tiempo de plantar, y tiempo de arrancar lo plantado;
3Tiempo de matar, y tiempo de curar; tiempo de destruir, y tiempo de edificar;

6. ¿A quién está Dios cercano? Salmos 34:18

X

6. ¿A quién está Dios cercano? Salmos 34:18

18Cercano está Jehová a los quebrantados de corazón; Y salvará a los contritos de espíritu.

7. ¿Se quebraría alguno de los huesos del cordero pascual? Éxodo 12:43-46

X

7. ¿Se quebraría alguno de los huesos del cordero pascual? Éxodo 12:43-46

43Y Jehová dijo a Moisés y a Aarón: Esta es la ordenanza de la Pascua: Ningún extraño comerá de ella:
44Mas todo siervo humano comprado por dinero, comerá de ella después que lo hubieres circuncidado.
45El extranjero y el asalariado no comerán de ella.
46En una casa se comerá, y no llevarás de aquella carne fuera de casa, ni quebraréis hueso suyo.

8. ¿Se quebrantaría alguno de los huesos de Cristo? Juan 19:31-36, Salmos 34:20

X

8. ¿Se quebrantaría alguno de los huesos de Cristo? Juan 19:31-36

31Entonces los Judíos, por cuanto era la víspera de la Pascua, para que los cuerpos no quedasen en la cruz en el sábado, pues era el gran día del sábado, rogaron a Pilato que se les quebrasen las piernas, y fuesen quitados.
32Y vinieron los soldados, y quebraron las piernas al primero, y asimismo al otro que había sido crucificado con Él.
33Mas cuando vinieron a Jesús, como le vieron ya muerto, no le quebraron las piernas:
34Empero uno de los soldados le abrió el costado con una lanza, y luego salió sangre y agua.
35Y el que lo vio, da testimonio, y su testimonio es verdadero: y Él sabe que dice verdad, para que vosotros también creáis.
36Porque estas cosas fueron hechas para que se cumpliese la Escritura: Hueso no quebrantaréis de Él.

X

8. ¿Se quebrantaría alguno de los huesos de Cristo? Salmos 34:20

20Él guarda todos sus huesos; Ni uno de ellos será quebrantado.

9. ¿Qué pasó con la popa de un barco durante una tormenta? Hechos 27:37-41

X

9. ¿Qué pasó con la popa de un barco durante una tormenta? Hechos 27:37-41

37Y éramos todas las personas en la nave doscientas setenta y seis.
38Y satisfechos de comida, aliviaban la nave, echando el grano a la mar.
39Y como se hizo de día, no conocían la tierra; mas veían un golfo que tenía orilla, al cual acordaron echar, si pudiesen, la nave.
40Cortando pues las anclas, las dejaron en la mar, largando también las ataduras de los gobernalles; y alzada la vela mayor al viento, íbanse a la orilla.
41Mas dando en un lugar de dos aguas, hicieron encallar la nave; y la proa, hincada, estaba sin moverse, y la popa se abría con la fuerza de la mar.

10. ¿Ayudaron los pedazos rotos a algunos de los prisioneros? Hechos 27:42-44

X

10. ¿Ayudaron los pedazos rotos a algunos de los prisioneros? Hechos 27:42-44

42Entonces el acuerdo de los soldados era que matasen los presos, porque ninguno se fugase nadando.
43Mas el centurión, queriendo salvar a Pablo, estorbó este acuerdo, y mandó que los que pudiesen nadar, se echasen los primeros, y saliesen a tierra;
44Y los demás, parte en tablas, parte en cosas de la nave. Y así aconteció que todos se salvaron saliendo a tierra.

Imprimir Correo electrónico

Claim betting bonus with GBETTING