Demo

Lección para el Sábado 16 de Octubre del 2021

OJOS

Lectura Bíblica: Deuteronomio 4:1-19

Deu 4:1 AHORA pues, oh Israel, oye los estatutos y derechos que yo os enseño, para que los ejecutéis, y viváis, y entréis, y poseáis la tierra que Jehová el Dios de vuestros padres te da.

Deu 4:2 No añadiréis á la palabra que yo os mando, ni disminuiréis de ella, para que guardéis los mandamientos de Jehová vuestro Dios que yo os ordeno.

Deu 4:3 Vuestros ojos vieron lo que hizo Jehová con motivo de Baal-peor; que á todo hombre que fue en pos de Baal-peor destruyó Jehová tu Dios de en medio de ti. NOTA: Había muchos Baales o Señores, ídolos o deidades supremas que adoraban parte de los pueblos de lengua semítica. Los Cannanitas, los Fenicios, los Arameos, los Asirios, todos tenían una deidad suprema a la que llamaban Baal- Señor. Baal-peor – El Señor de peor.

Deu 4:4 Mas vosotros que os allegasteis á Jehová vuestro Dios, todos estáis vivos hoy.

Deu 4:5 Mirad, yo os he enseñado estatutos y derechos, como Jehová mi Dios me mandó, para que hagáis así en medio de la tierra en la cual entráis para poseerla.

Deu 4:6 Guardadlos, pues, y ponedlos por obra: porque esta es vuestra sabiduría y vuestra inteligencia en ojos de los pueblos, los cuales oirán todos estos estatutos, y dirán: Ciertamente pueblo sabio y entendido, gente grande es ésta.

Deu 4:7 Porque ¿qué gente grande hay que tenga los dioses cercanos á sí, como lo está Jehová nuestro Dios en todo cuanto le pedimos?

Deu 4:8 Y ¿qué gente grande hay que tenga estatutos y derechos justos, como es toda esta ley que yo pongo hoy delante de vosotros?

Deu 4:9 Por tanto, guárdate, y guarda tu alma con diligencia, que no te olvides de las cosas que tus ojos han visto, ni se aparten de tu corazón todos los días de tu vida: y enseñarlas has á tus hijos, y á los hijos de tus hijos;

Deu 4:10 El día que estuviste delante de Jehová tu Dios en Horeb, cuando Jehová me dijo: Júntame el pueblo, para que yo les haga oír mis palabras, las cuales aprenderán, para temerme todos los días que vivieren sobre la tierra: y las enseñarán á sus hijos;

Deu 4:11 Y os llegasteis, y os pusisteis al pie del monte; y el monte ardía en fuego hasta en medio de los cielos con tinieblas, nube, y oscuridad.

Deu 4:12 Y habló Jehová con vosotros de en medio del fuego: oísteis la voz de sus palabras, más a excepción de oír la voz, ninguna figura visteis:
Deu 4:13 Y él os anunció su pacto, el cual os mandó poner por obra, las diez palabras; y escribiólas en dos tablas de piedra.

Deu 4:14 A mí también me mandó Jehová entonces enseñaros los estatutos y derechos, para que los pusieseis por obra en la tierra á la cual pasáis para poseerla.

Deu 4:15 Guardad pues mucho vuestras almas: pues ninguna figura visteis el día que Jehová habló con vosotros de en medio del fuego:

Deu 4:16 Porque no os corrompáis, y hagáis para vosotros escultura, imagen de figura alguna, efigie de varón o hembra,

Deu 4:17 Figura de algún animal que sea en la tierra, figura de ave alguna alada que vuele por el aire,

Deu 4:18 Figura de ningún animal que vaya arrastrando por la tierra, figura de pez alguno que haya en el agua debajo de la tierra:

Deu 4:19 Y porque alzando tus ojos al cielo, y viendo el sol y la luna y las estrellas, y todo el ejército del cielo, no seas incitado, y te inclines á ellos, y les sirvas; que Jehová tu Dios los ha concedido a todos los pueblos debajo de todos los cielos. NOTA: Nunca vieron los hijos de Israel ninguna figura de quien les hablaba. Sin embargo, ellos corrompieron su visión e hicieron dioses de todo lo que Dios les prohibió.

Texto Aureo: Proverbios 3:7

Pro 3:7 No seas sabio en tu opinión: Teme á Jehová, y apártate del mal;

1. ¿Por qué se nos dice que no amemos al mundo? 1 Juan 2:15-16.

1Jn 2:15 No améis al mundo, ni las cosas que están en el mundo. Si alguno ama al mundo, el amor del Padre no está en él.

1Jn 2:16 Porque todo lo que hay en el mundo, la concupiscencia de la carne, y la concupiscencia de los ojos, y la soberbia de la vida, no es del Padre, mas es del mundo. NOTA: "La concupiscencia de los ojos" – Cuando no sabemos controlar lo que vemos con nuestros propios ojos, entonces somos arrastrados a la concupiscencia. Los ojos se deleitan con las riquezas materiales, con las grandes posesiones, con la apariencia de la vida; esto es concupiscencia y codicia. Las Escrituras hablan de muchas personas que se dejaron llevar por la vista de sus ojos y sólo se buscaron males y problemas. Cuidemos este aspecto en nuestras vidas. Lot se dejó llevar por la vista de sus ojos; sin embargo, esa parte de la tierra que él escogió estaba llena de pecado.

2. ¿Qué pasará con el mundo y sus concupiscencias? 1 Juan 2:17.

1Jn 2:17 Y el mundo se pasa, y su concupiscencia; mas el que hace la voluntad de Dios, permanece para siempre. NOTA: Cuando dice "mundo", no se refiere a nuestro planeta tierra, sino al mundo de maldad y concupiscencia de los que la habitan.

3. ¿Cómo inició la caída del rey David en el camino del adulterio y el asesinato? 2 Samuel 11:1-2.

2Sa 11:1 Y ACONTECIO á la vuelta de un año, en el tiempo que salen los reyes á la guerra, que David envió á Joab, y á sus siervos con él, y á todo Israel; y destruyeron a los Ammonitas, y pusieron cerco a Rabba: mas David se quedó en Jerusalem.

2Sa 11:2 Y acaeció que levantándose David de su cama á la hora de la tarde, paseábase por el terrado de la casa real, cuando vio desde el terrado una mujer que se estaba lavando, la cual era muy hermosa. NOTA: El problema no fue que a David le hubiera gustado aquella mujer; el problema fue que ella era casada.

4. Parece que también ignoró el décimo mandamiento. Éxodo 20:17 (primera parte).

Exo 20:17 No codiciarás la casa de tu prójimo, no codiciarás la mujer de tu prójimo, ni su siervo, ni su criada, ni su buey, ni su asno, ni cosa alguna de tu prójimo.

5. Cuando Achan le confiesa a Josué, ¿cómo avanza la historia? Josué 7:20-21.

Jos 7:20 Y Achân respondió a Josué, diciendo: Verdaderamente yo he pecado contra Jehová el Dios de Israel, y he hecho así y así:

Jos 7:21 Que vi entre los despojos un manto babilónico muy bueno, y doscientos siclos de plata, y un changote de oro de peso de cincuenta siclos; lo cual codicié, y tomé: y he aquí que está escondido debajo de tierra en el medio de mi tienda, y el dinero debajo de ello. NOTA: En versiones de la Biblia en inglés dice: "una barra de oro que pesaba 50 ciclos". Sus ojos hicieron caer en concupiscencia a Achan. Él vio aquella riqueza y la codició. Podemos ver y admirar muchas cosas con nuestros ojos, pero que eso no nos lleve a la codicia o a la concupiscencia.

NOTA: Él vio, codició, tomó y escondió.

6. En los dos ejemplos anteriores, todo comenzó con ver algo. ¿Qué leemos en Santiago? Santiago 1:13-15.

Jas 1:13 Cuando alguno es tentado, no diga que es tentado de Dios: porque Dios no puede ser tentado de los malos, ni él tienta á alguno:

Jas 1:14 Sino que cada uno es tentado, cuando de su propia concupiscencia es atraído, y cebado.

Jas 1:15 Y la concupiscencia, después que ha concebido, pare el pecado: y el pecado, siendo cumplido, engendra muerte.

7. ¿Qué se nos dice acerca de las cuatro bestias que están alrededor del trono? Revelación 4:6.

Rev 4:6 Y delante del trono había como un mar de vidrio semejante al cristal; y en medio del trono, y alrededor del trono, cuatro animales llenos de ojos delante y detrás. NOTA: Pareciera que estos cuatro animales (querubines muy poderosos) llenos de ojos, fueran como grandes máquinas creadas por Dios para vigilar el universo.

8. Cuando Hanani reprende al rey Asa, ¿qué aprendemos sobre los ojos del Señor? 2 Crónicas 16:7-9.

2Ch 16:7 En aquel tiempo vino Hanani vidente a Asa rey de Judá, y díjole: Por cuanto te has apoyado en el rey de Siria, y no te apoyaste en Jehová tu Dios, por eso el ejército del rey de Siria ha escapado de tus manos.

2Ch 16:8 Los Etiopes y los Libios, ¿no eran un ejército numerosísimo, con carros y muy mucha gente de á caballo? con todo, porque te apoyaste en Jehová, él los entregó en tus manos.

2Ch 16:9 Porque los ojos de Jehová contemplan toda la tierra, para corroborar á los que tienen corazón perfecto para con él. Locamente has hecho en esto; porque de aquí adelante habrá guerra contra ti.

9. ¿Están los ojos del Señor sobre los justos? Salmo 34:15-18.

Psa 34:15 Los ojos de Jehová están sobre los justos, Y atentos sus oídos al clamor de ellos.

Psa 34:16 La ira de Jehová contra los que mal hacen, Para cortar de la tierra la memoria de ellos.

Psa 34:17 Clamaron los justos, y Jehová oyó, Y librólos de todas sus angustias.

Psa 34:18 Cercano está Jehová á los quebrantados de corazón; Y salvará á los contritos de espíritu.

10. ¿Ve el Señor todo? Proverbios 15:3.

Pro 15:3 Los ojos de Jehová están en todo lugar, mirando a los malos y a los buenos. NOTA: Debemos creer realmente esto, nuestro Dios es Omnisciente, Él todo lo ve y en todos aspectos. Él nos cuidará de los malos y de sus malas intenciones o malicias.

Imprimir Correo electrónico

Claim betting bonus with GBETTING